23 may. 2008

'Carmina Burana', de Carl Orff

El término procede del latín cármĕn carminis, ‘canto’ o ‘cántico’ (no confundir con la palabra árabe carmén ‘jardín’), y burana es el adjetivo gentilicio que indica la procedencia: ‘de Bura’ (el nombre latino de la ciudad alemana de Beuern). El significado del nombre es, por tanto, ‘Canciones de Beuern’.

El original Carmina burana es una colección de cantos de los siglos XII y XIII, que se han conservado en un único códice encontrado en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Bura Sancti Benedicti (Benediktbeuern), en Baviera; en el transcurso de la secularización llegaron a la Biblioteca Estatal Bávara en Munich, donde se conservan (Signatura: clm 4660/4660a).

El códice recoge un total de 300 rimas, escritas en su mayoría en latín (aunque no con metro clásico), algunas partes en un dialecto del germano antiguo medio, y del francés antiguo.

Fueron escritos hacia el año 1230 aproximadamente, posiblemente en la abadía benedictina de Seckau o en el convento de Neustift, ambos en Austria.

La colección se encuentra dividida en 6 partes:

  • Carmina ecclesiástica (canciones sobre temas religiosos)
  • Carmina moralia et satírica (cantos morales y satíricos)
  • Carmina amatoria (canciones de amor)
  • Carmina potoria (contiene obras sobre la bebida, y también parodias)
  • Ludi (representaciones religiosas)
  • Supplemantum (versiones de todas las anteriores, con algunas variaciones)
Carl Orff tomó los textos de Carmina burana para componer una cantata escénica con el mismo nombre en 1937, cuyo fragmento más conocido es el O Fortuna,