5 ene. 2009

Dominó por parejas

El juego de dominó se compone de 28 fichas rectangulares, generalmente blancas por la cara y negras por el envés, con aquélla dividida en dos espacios cuadrados del mismo tamaño; en cada uno de estos espacios aparece una cantidad de puntos que van de cero (blanco) hasta 6 (aunque existen juegos donde llegan hasta el 9 e incluso hasta el 12).

Las fichas cubren todas las combinaciones posibles de estos números, siendo en total 28 en el juego más común. Existen, por lo tanto, 7 fichas diferentes para cada uno de los números (es decir, 7 fichas con el número 1, 7 con el 2, etc.); este concepto es importante para el juego de dominó. A las fichas que tienen el mismo número en ambos espacios se les llama dobles. Cada ficha tiene un valor igual a la suma de los puntos en sus espacios.
Más que a un juego concreto, la palabrá dominó hace referencia a toda una familia de juegos que pueden ser practicados con estas fichas.

Generalmente la dinámica de estos juegos consiste en formar una cadena de fichas enlazadas mediante cuadrados iguales, con el objetivo genérico de colocar todas las fichas.
El juego de dominó más popular y en el que se desarrolla un mayor grado de estrategia es aquel en el que participan cuatro jugadores distribuidos por parejas. Este es el que se ofrece en Ludoteka.com y cuyas reglas se explican a continuación. Hay algunos aspectos, tales como la decisión de quién comienza la partida, los criterios para la determinación de la pareja ganadora de cada mano y la contabilidad de la puntuación, que varían según el lugar donde sea practicado el juego. El juego ofrecido en Ludoteka.com se ajusta a las normas definidas por la Federación Española de Dominó

Objetivo del juego