4 may. 2009

Chequia con Praga


-. Normalmente, Staromestske, la plaza de Staré Mesto, la Ciudad Vieja, suele ser punto de concentración para los visitantes. Si divisan un grupo bastante numeroso que, inmóvil, parece esperar algo con la mirada levantada, fija en algún punto de la torre occidental del edificio del Municipio, no tengan la menor duda: están esperando las campanadas del muy famoso Reloj Astronómico, construido alrededor de 1410 y atribuido a Nicolas de Kadan. La leyenda dice que el rey Wenceslao IV habría ordenado que le dejaran ciego para que no pudiera repetir obra semejante. Cuando el reloj da las horas, desde la mañana hasta las diez de la noche, los doce apóstoles desfilan, al tiempo que unas figuras alegóricas celebran una danza en el cuadrante principal del reloj.

-. Orloj (Reloj astronómico) Según la leyenda, los consejeros praguenses dejaron ciego al maestro que construyó el reloj para que no pudiera hacer una copia en ningún lugar.

El reloj muestra cuatro tipos de hora:

  • Hora centroeuropea (antigua hora germánica) – indicada con números romanos en el recinto de la esfera, la hora la marca la manilla solar.
  • Hora antigua checa – según esta hora el día empieza con la puesta del Sol. Está marcada con números góticos dorados ensortijados dentro de una esfera que se maneja desde dentro.
  • Hora babilónica (desigual) – según ella el día dura desde la salida hasta la puesta de Sol y por eso en verano las horas son más largas que en el invierno. El Reloj praguense es el único en el mundo que sabe medir esta hora.
  • Hora astral – está representada por números romanos. En la parte baja de la fachada se halla una esfera con un calendario que muestra el día y su posición en la semana, en el mes y en el año.