27 ago. 2009

En verdad no existe una "muralla" sola



En verdad no existe una "muralla" sola en sí, si no que son diferentes tramos, más o menos turísticos y mejor o peor conservados. Guiandonos por los consejos que nos dio un madrileño y lo que ponía en la guia de la lonely planet nos decidimos por SIMATAI, la parte más salvaje de la muralla.

Existen varios tramos de muralla cerca de Beijing, en un radio de unos 200 kilometros. Simatai es la menos frecuentada por turistas, no solo por que es una de las mas lejanas (unos 200 km) si no porque muchos de sus kilometros estan sin restaurar, y aunque bien conservados es dificil andarlos, (no solo porque este hundida, existen tramos de hasta 70º de pendiente que literalmente hay que escalar). En contrapartida puedes encontrar unos paisajes realmente alucinantes, y al no existir masificacion, puedes andar kilometros solo.
El caso es que nuestra aventura por Simatai resulto ser uno de los dias mas más raros que recordamos.

Todo comenzo cuando nos levantamos a las 5 y media de la mañana. No queriamos contratar un tour organizado, y decidimos ir por nuestra cuenta. Pero para ello, debiamos madrugar para coger autobus, y llegar pronto para evitar andar la muralla con el increible calor (unos 40 grados). El trayecto de 19 kilometros de las ruinas de Simatai se suele terminar en unas 4 horas.

Conseguimos llegar a la estacion y coger un autobus. El conductor nos aseguro que iba a Simatai. Cuando llebavamos una hora de viaje, por culpa de que creí oir al conductor decirme que ya habiamos llegado, bajamos en Minyun. Una ciudad a mitad de camino entre Simatai y Pekin. Es decir nos faltaban 100 kilometros para llegar y era imposible coger otro autobus. Ademas los taxis que se ofrecian para llevarnos pedian un precio desorbitado. Con la tension de la situacin, empezamos a andar por una calle a lo largo de un rio pensando en que podiamos hacer. En ese momento nos giramos y vemos a un hombre que grita a un niño que esta haciendo "aspavientos" en el borde del rio.