25 ago. 2009

Lo bueno de Pekín es que pese a su modernidad, conserva mucho de la China auténtica




Beijing es después de Shanghai la ciudad más occidental de China. Lo bueno de Pekín es que pese a su modernidad, conserva mucho de la China auténtica y aunque muy remodelada y con anchas avenidas, no deja de ser el centro de China, y por ello posee lugares que no hay que perderse.


LUGARES

Nosotros estuvimos allí cuatro días. Lo que no debes dejar de perderte es la plaza de Tianannmen. La más grande del mundo y que está en el centro de la ciudad. Es de libre visita, pero está bien quedarse por allí paseando un rato. Al lado está la ciudad prohibida, otra visita obligada. El precio por entrar en la antigüedad era la vida. Ahora, solo hay que pagar unos 3 euros por entrar. Es la antigua residencia del emperador, y una de las cosas más bonitas que puedes ver en China. Entre estas dos cosas puedes gastar un días.

Por supuesto luego tienes la gran muralla. Aquí ya puedes gastar un día entero en visitar alguno de los restos que quedan cerca de Beijing. Yo recomiendo Simatai, como puedes ver en la web, pero puedes ver otras más turísticas. Hay tours por unos 10 euros casi en cuaqluier hotel.

El palacio de verano es otra buena excursion. Está a las afueras y era la residencia del emperador. Los Hutongs, barrios chinos con casas típicas también es otra visita que no te puedes perder. Y la calle principal de compras, la WangFujing, muy cerca de la plaza de Tiannamen, es muy recomendable....

Sobre los lugares, puedes ver los comentarios de la Lonely planet, pero desde luego, los nombrados anteriormente son practicamente imprescindibles.

Antes de seguir ampliando información vamos a dejar fotos de algunos lugares emblemáticos de allí.

ALOJAMIENTO

Creo que aquí lo importante es buscar un sitio céntrico. En la zona de Quianmen y la calle que baja desde aquí en dirección sur hay un buen puñado de sitios bastante decentes. Los desplazamientos son muy importantes en esta ciudad, ya que te pueden quitar bastante tiempo. Por ello una zona céntrica o con metro cerca es mejor.
Es verdad que los taxis son baratos, pero hay veces que tardan en llegar o terminan siendo más caros que el metro y no merecen tanto la pena.