11 ago. 2009

On line para los muy cerveceros y menos solidarios

"Mendigogame", el juego "online" gratuito en el que el usuario lucha por convertirse en el mejor "sin techo", ha estrenado su versión en español con un éxito rotundo...............
Algunas organizaciones no gubernamentales españolas, como Solidarios para el desarrollo, Fundación Rais y Acción en Red, han criticado el juego, al tacharlo de una burla de las personas sin hogar, que sólo sirve para deformar la realidad.
Asimismo, según apuntaron, gestionan su compromiso social mediante la página betterplace.org, un portal que hace posible al usuario del juego participar en acciones solidarias a través de Internet.

¿Qué es el Mendigogame?
Mendigogame es un juego de simulación en línea.
La meta del juego es desarrollar la situación financiera del personaje (Avatar) y de hacerse rico en un mundo virtual inspirado en la vida cotidiana de los mendigos.
El jugador, asumiendo el rol de un mendigo, se puede hacer ric@ recogiendo chatarra o recibiendo donaciones. También es posible ganarse la vida tocando un instrumento de música. Este dinero permite al mendigo mejorar sus capacidades de concentración o invertir en un domicilio estratégicamente mejor situado para así poder gorronear más dinero.
De esta manera el jugador va desarrollando su personaje y, finalmente, podrá conquistar el Palacio Real convirtiéndose en su dueñ@. Otros juegos de este estilo toman como fondo universos fantásticos o escenas medievales de dragones y princesas; Mendigogame, en cambio, retomando la estructura de los juegos de simulación, traslada la escena del juego a un contexto actual de nuestra realidad.


¿Quiénes son los diseñadores del Mendigogame? Mendigogame pertenece a la empresa Farbflut Entertainment GmbH. Marius Follert y Niels Wildung, ambos de 20 años, han desarrollado el juego. Esta versión de Mendigogame está en línea desde julio del 2009.
Los mundos virtuales de Pennergame, Dossergame, Menelgame y Clodogame ya han atraído a más de dos millones de jugadores de Hamburgo, Berlín, Londres, Varsovia, Paris y Madrid. Y cada día son más los que juegan.